miércoles, 22 de febrero de 2017

¿Sabes cariño? Te voy a contar algo. Una reflexión que he tenido a raíz de esa saga famosa en la que todos lo pasan mal pero al final todo sale bien. Muy típica, lo sé. Pero ya sabes que estas ñoñeces me pueden. No tengo remedio.

Viendo las últimas escenas he pensado en ti y en mi. En lo que estamos viviendo y en lo mal que va todo a veces. Sí, ya sé que es sólo una película. Pero cuando he visto a los protagonistas sentados mirando la lluvia, tranquilos, después de todo... nos he visto a nosotros. Porque es verdad que en la vida no todo es un camino de rosas. Existen circunstancias jodidas por las que tenemos que pasar. Y al igual que ellos, por muchos muros que se interpongan entre nosotros y esa tranquilidad, permanecemos juntos. 

Eso es lo importante. 

En tus peores momentos piensa esto. Pase lo que pase, algún día estaremos tú y yo mirando la lluvia a través de la ventana. Sin decir nada pero a la vez, diciéndolo todo. Y sabrás que todo esto habrá merecido la pena.