sábado, 24 de septiembre de 2011

El cielo en mis manos.

Tomaré nostalgia para desayunar.
 Me desgañitaré contando suspiros con tu nombre.
Seré sorda cuando no tengas nada que decir.
Seré ciega cuando me escondas del mundo.
Estaré maniatada siempre que tus recuerdos me inunden.
Comprenderé que eres tú, con solo respirarte.

Esta es mi definición imperfecta. Aquella que dibuja lo que siento por ti y por nadie más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario