miércoles, 10 de abril de 2013

Ángeles sin alas.


Y pasan los días y parece que no levantas cabeza. No entiendes este estado de ánimo que te impide seguir adelante. Estás en una especie de “standby” intentado analizar los pros y los contras de tu situación.

Y siempre ganan los contras. Las canciones fatales, las frases sin sentido, el amor que ha perdido su rumbo. El corazón roto. Mil veces roto. Lágrimas y más lágrimas. El olvido no llega tan rápido como esperas y estás cayendo. Te golpeas contra el foso de tus recuerdos y te desvaneces.

Ojalá así fuera.

Perdonadme si desvarío, si con estas líneas no expreso más que incoherencias. Estoy mal, estoy bien… quien sabe. Sólo sé que estoy, que vivo porque respiro, porque mi corazón late. Nada más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario