lunes, 25 de julio de 2011

Dormía en mi memoria.


Tengo arranques de nostalgia cuando llevo tiempo sin verte. Me sucede a menudo, pienso en algo estúpido y al final estás tú, navegando por la estupidez de mi memoria. Y se que se pasará, que son ratos que no tienen sentido vivir… y que cada vez serán menos frecuentes. Como una enfermedad de la que acabaré totalmente curada, así eres tú.

Mi final, mi veneno.
Te quise tanto…

No hay comentarios:

Publicar un comentario