viernes, 25 de noviembre de 2011

Dos segundos y medio.

Sólo necesitas eso... para hacerle sonreir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario