miércoles, 8 de mayo de 2013

Partículas que cuentan historias.

Lo mejor de hacer el amor con la persona a la que amas es el amanecer del día siguiente. Cuando los rayos de sol que traspasan los cristales de la ventana dejan ver esas pequeñas partículas que se mantienen en el aire, contando historias sobre lo que sucedió la noche anterior. Pero no sólo ese pequeño detalle es lo más hermoso de hacer el amor con la persona a la que amas. . También es mágico su cuerpo desnudo dibujando lineas a través de las sábanas. Su pelo alborotado tapándole parte de su rostro. Sus ojos soñadores perfectamente entrecerrados. Y su boca entreabierta iluminando una pequeña sonrisa. 


Pero lo que hace perfecto ese momento, es el sentimiento que guarda quien la mira.

No hay comentarios:

Publicar un comentario