miércoles, 19 de noviembre de 2014

Dormir es de cobardes

Las noches de insomnio me dejan ciega y loca. A un bostezo por segundo. Con un bonito maquillaje natural bajo los ojos. 

Y estos estados de ceguera y locura me llenan de lucidez. Lucidez de la mala. De la de "vaya mierda de vida, hostia". 

Y estoy cabreada.

Y el exceso de cafeína no me sienta bien.

Y así.

Sobrevivir a este día va a ser algo épico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario