miércoles, 19 de noviembre de 2014

Tu piel, mi delirio.

He sobrevivido. Lo que se pronosticaba como el más caótico de los días ha resultado ser maravilloso. Tu piel junto a la mía mientras me dejaba dormir ha sido de lo mejor que esta vida me ha brindado. 

Sólo lo he tenido contigo.

Y soy feliz. Como nunca o como debería ser siempre. Con ganas infinitas de comerme el mundo porque sé que tú estás ahí para cogerme de la mano. 

Bendito septiembre.
Bendita carta de rechazo.

Bendito diciembre.
Bendito mensaje.

Maravilloso enero.
Y maravilloso diez junto a ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario