domingo, 10 de febrero de 2013

Recuérdame




Verde cielo desastroso,

un columpio raído por el tiempo,
y el cuerpo consumido por el humo.

...

Completo silencio y se


que todo va perdiendo sentido.

Una misma cancion que suena
y la lluvia que no para de latir.
Por eso se que no volverás
perdiendo toda mi libertad.
Y ese banco sigue desierto
esperando por ti y por mi.



Ven, sientate aquí,

en este lugar del mundo
donde nadie podrá encontrarte.
En este sueño que yo compongo,
con cada letra de mi imaginación.
Todas esas palabras llenas de silencio.



Y estoy aquí para ti.

Aquí para ti...


Quizás, ese sea mi dulce destino.

Porque no soy capaz de mirar,
sin pronunciar tu nombre.



Vamos resolviendo miedos.

Llamando a las cosas por nuestro nombre.
Consumiendo cada uno de nuestros deseos.
Y deseando que nunca ocurra.
Estás cerca...
tan cerca.



Huye.

Encuéntrame pronto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario