viernes, 5 de agosto de 2011

Dormimos en camas separadas.


Creo que hoy moriré de amor. Esto que siento empieza a ser demasiado grande y no he tenido tiempo de hacerle hueco. Y mi pobre cabecita pensante está cansada de darle vueltas a lo mismo. ¿Me querrás o no? Porque yo te amo, así, de repente… y me está haciendo daño creer que tú no puedas sentir lo mismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario