lunes, 16 de enero de 2012

Heaven.

Quiero confesarme ante ti. Quizás con un “te amo” se podría contener todo lo que siento aquí dentro por ti. Pero no es así. No es suficiente, al menos para mi. Eres mi razón de ser, mi luna, mi sueño. Mi ilusión de despertar todos los días, mi carita de ángel, lo más bonito que este mundo ha podido conocer.

Sonrío, estoy pensando en ti. Cada suspiro que mi mente guarda es una palabra de amor tuya. Y es que cuando no te conocía, ya susurraba tu nombre en mis largas noches de insomnio, suplicando que llegaras, y ahora que estás aquí, no te vayas. No me dejes…

Dragón_ Pienso en ti todo el día, nunca me canso de hacerlo_.
Domeriam_ ¿Y qué piensas?_.
Dragón_ En ti, en mí… en una eternidad juntos, siempre juntos. En mil noches abrazado a tu espalda, aspirando el aroma de tu pelo. En tantos besos robados y sonrisas tan perfectas como las que sólo tu sabes hacer. En lo preciosa que eres, en lo enamorado que estoy de ti. Porque eres lo más importante que me ha pasado, que me está pasando. Y te amo…

Y me besaste, con toda tu ternura mientras se deslizaban palabras de amor entre tus labios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario